Registrate

Al crear tu cuenta podrás comentar sobre los contenidos que te interesan, opinar sobre nuestros productos y muchos beneficios más.

Crear una cuenta Todos los campos son obligatorios

Ingresa

Conéctate con Facebook o usa tu e-mail y contraseña para iniciar sesión.

Recuerda tu contraseña

¿Olvidaste tu contraseña?

Ingresa tu dirección de e-mail y te enviaremos una nueva contraseña a tu correo

Como ser una mujer multifuncional y no morir en el intento

Hija, madre, esposa y amiga, ¿será mucho? Colegio, deportes, tareas, reuniones; sin duda la mujer de hoy está bajo constantes presiones, pero es necesario darse tiempo para que la vida multifacética no sea un martirio.

Hija, madre, esposa, amiga y profesional, ¿será mucho? Colegio, deportes, tareas, reuniones, casa, comida, trabajo; sin duda la mujer de hoy está bajo constantes presiones que la transforman en la estrella del concierto, pero es necesario darse tiempo para que la vida multifacética no se transforme en un martirio.

Mujer Multifuncional 1

 

Levantarse a las seis de la mañana para comenzar un día intenso, y no precisamente después de un sueño reparador, si no que más bien intervalos de descanso ya que el hijo menor de un año aún no duerme de corrido y además está con fiebre, son algunas de las situaciones en las que nos vemos enfrentadas como madres.

En mi caso preparar el desayuno es una de las primeras tareas que tengo todos los días, y como trato de que mi familia coma sano y equilibrado, me esmero en que no falte lácteo, cereal ni fruta. Por si fuera poco, me he impuesto que todos los días sean desayunos diferentes para que no se cansen de comer lo mismo.

Luego viene el arreglar a todo el mundo, entiéndase duchas, peinados, mochilas listas, colaciones preparadas, encontrar cosas perdidas a último minuto y todo lo que puede pasar antes de la jornada laboral-estudiantil, para que luego el padre se los lleve al colegio/jardín (algo hace) dejándome media hora para darme una “manito de gato”. Todo esto, sin siquiera haber empezado la jornada laboral.

Y es que aunque la mujer del siglo XXI ha ganado terreno en la igualdad de oportunidades y liberación de género, no sabíamos que el trabajo iba a ser doble o triple o en resumidas cuentas, que debemos ser mujeres multifuncionales.

Criar a los hijos sin descuidar tu relación de pareja, trabajar en la casa, trabajar fuera de ella, estar tonificada, gestionar todo lo que tenga que ver con el hogar, preocuparse de la salud de cada miembro de la familia, supervisar la educación de los niños y muchas, muchas cosas más.

Mujer Multifuncional 2

Mujer Multifuncional 3

También vela por ti

Como todo en la vida, debes tener un equilibrio. Sabemos que la balanza cambia constantemente de lado, pero trata siempre de estar bien tú primero siguiendo estos simples consejos para poder entregar lo que deseas a otros:

Mujer Multifuncional 4

#1 Cuerpo Sano Vida Sana: Aliméntate sano y practica ejercicio la mayor cantidad de veces que te sea posible; en familia son buenos panoramas. Evita el cigarro por sus nefastas consecuencias y toma alcohol con moderación y ojalá solo los fines de semana.

Mujer Multifuncional 5

#2 Tus hijos son lo más importante, pero no lo único en tu vida: Dale tiempo a tu relación de pareja, sin niños ni trabajo: verás cómo la comunicación y el sexo te ayudan a sentirte plena.

Mujer Multifuncional 6

#3 Date gustos: Ocúpate de ti. Ten espacio para hacer cosas que te gusten, que te relajen, que quieras aprender, que te llamen la atención, etc. Verás como esos pequeños momentos de alegría y auto cariño te darán más ganas aún de entregar amor y felicidad a otros.

#4 Empodérate de tu rol matriarcal: Piensa que, aunque suene egocéntrico, de uno u otro modo todo tu círculo depende de ti: marido, niños, hogar, trabajo. Es un motivo de responsabilidad y de orgullo, pero no por eso tiene que ser una labor estresante. Seamos honestas, ¿quiénes está mejor preparadas que nosotras para liderar el buque es nuestra familia?

Nuestra labor de mujeres modernas que podemos con todo y con todos es astronómica, por lo tanto tenemos que preocuparnos de estar bien interiormente y velar por nosotras mismas. Ver nuestra salud física y mental, y cada cierto tiempo parar, bajarnos del carro y descansar, para luego volver con toda la energía que necesitamos las súper mujeres multifacéticas de los tiempos modernos.

Sin duda todas tenemos un poquito de mujer multifuncional, ¿qué tan mujer del siglo XXI eres? ¿Cómo logras el equilibrio en tu vida? ¡Cuéntame!